Caso de estudio 6/6_Insider. La comunidad eléctrica.

Imagen

El proyecto comprende dos viviendas completas, articuladas mediante una zona común. Además, permite eliminar las separaciones entre los estudios y conectar ambos espacios en una única vivienda convencional.

Con el fin de ganar el máximo espacio para las viviendas y de minimizar los costes de la ejecución se concentra la actuación en la zona central en la que se ubican las cocinas, los baños, el almacenamiento, el acceso y los espacios de distribución. De esta manera, se libera el espacio principal de cada una de las viviendas y se reduce la superficie de la intervención. Además, se ubica un espacio compartido de lavandería en la zona común.

Imagen

Dos elementos convierten la casa en un ámbito activo adaptado al usuario y permiten alterar la organización de las funciones domésticas. Por una parte, los espacios funcionales se relacionan con los espacios vivideros mediante un display de persianas. Por otra, el núcleo central se eleva del suelo 60cm. Ambas situaciones permiten configurar diferentes disposiciones funcionales: abriendo o cerrando las persianas se pueden sacar o esconder algunos de los elementos de la casa, como la cocina, la cama, la escalera o la tabla de planchar. Por otra parte, el suelo elevado soluciona técnicamente las nuevas instalaciones de fontanería, electricidad y saneamiento.

ImagenImagen

Por último, la vivienda se diseña de acuerdo a una estrategia de ahorro energético. Por ejemplo, cada estudio dispone de unos dispositivos de medición que traducen el consumo eléctrico a códigos cromáticos vinculados a la iluminación de la vivienda. También, el acceso a cada casa se realiza mediante llaves de hotel que controlan los circuitos eléctricos secundarios. Estos dispositivos conllevan una reducción de hasta un 30% en la factura eléctrica, de acuerdo a los experimentos domésticos estudiados.

Imagen

Texto de los arquitectos respecto al proyecto:

¿Qué ocurre tras las ventanas de los edificios de las ciudades?

  1. 1.  La ventana indiscreta. Llegas a casa, abres la puerta y estás otra vez en la calle. Todas las acciones de estas pequeñas viviendas transcurren en un único espacio que mira a la fachada de un edificio que ha aparecido de repente en el cuarto de estar. Tras las ventanas puede pasar cualquier cosa. No hay fuera ni dentro. Todo es continuo.
  2. 2.  La casa es un terminal. Las infraestructuras de las ciudades terminan en las casas y configuran el confort de los espacios domésticos. La tecnología atraviesa las ciudades y, en el camino, se espacializa en las casas. La casa es un terminal. No hay dentro ni fuera. Todo es continuo.
  3. 3.  El mando a distancia. Una serie de dispositivos traducen los consumos energéticos de cada vivienda en códigos espaciales y cromáticos. Los espacios domésticos son espacios políticos. La casa es el escenario en el que se construye la conciencia energética. Pero, además, la casa es un mando a distancia desde el que se gobierna el continuo socio-técnico. Desde dentro, participamos fuera.
  4. 4.  Espacio relacional. Cada vez que se accede o se abandona la vivienda, los usuarios dejan un rastro efímero en el acceso. El acabado fotoluminiscente registra el paso de los usuarios por este pequeño espacio que articula ambas viviendas y que aloja algunas de las funciones comunes. Cuando la luz se apaga automáticamente el espacio brilla durante un tiempo, lo que permite a los habitantes dejarse recados como “ya estoy en casa” o “salgo un rato”. Mensajes vaporosos en los espacios comunes.ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: